Venus en tensión con Júpiter: grandes expectativas

1

Justo en la semana de San Valentín, tenemos un aspecto de altas expectativas que es la tensión entre Venus en Piscis y Júpiter en Leo, y se mezcla con la tensión entre Ceres y los nodos del karma.  ¿Quieres saber más?—–> AQUÍ.

Como Venus viene de su unión con Quirón, estamos sobrias entendiendo a pleno que estas expectativas no nos hacen bien, sino que nos alejan de la realidad, que es donde se puede crear. Acá les dejo una lección para reflexionar sobre el asunto:

The Business of Love

Celebrando San Valentín con altas expectativas

Con Marte y Venus en el último signo del zodiaco (y de hecho en el último grado), estamos combatiendo ilusiones y desilusiones. Burbujas se rompen por doquier para empezar a trabajar con lo que tenemos y contamos en realidad.

Por otro lado, podemos aprovechar para inyectarle energía a planes que requerían una nueva visión, así que get on board with your mission and your vision! ¡Ponte al día con tu visión y tu misión! Lo más importante es hacer de lo que quieres, tu propósito y hacer que tus problemas no sean más que presiones necesarias para delinearlos.

Sobre todo las mujeres estaremos sintiendo la tensión que hay entre Venus y Júpiter y Ceres con los nodos del karma, energías mezcladas que nos harán poner límites, dejar claro que estamos tomando nuestro poder de vuelta y por eso no queremos ser parte de situaciones nebulosas o tener algo regalado porque tú tampoco lo eres. El modo es: «Acá estoy yo, allá empiezas tú y te quiero, o quiero trabajar contigo, pero si no me tengo, no tengo nada que aportar». 

Recárgate y acumula fuerzas, que esas son las que se inyectan como energía de continuidad para lo que viene.

Algunos asuntos a considerar en este momento son: las personas no hacen nada a propósito hasta que encuentran su propósito y si lo piensas, es cierto. Las acciones que sientes que otro «te hizo» adrede no son más que ilusiones porque te tomas todo personal y te sientes el centro del universo.

No tener compasión con otro, o no dar el beneficio de la duda significa que tampoco te lo darías a ti cuando te equivocas. Tenemos que usar estas tensiones para dejar de proyectar y empezar a recargar. Yo proyecto en ti mis defectos, tú en mí los tuyos ¡y es un círculo que no termina nunca!

Otra de las manifestaciones de esta mezcla de energías es pagar karma. Puedes perder algo que compraste y sabías que era demasiado caro. Puedes encontrarte con un ex. Puedes darte cuenta de que no apreciaste a cierta persona. Y lo mismo le pasa a otros: en caso de que alguien te llame a pedirte perdón, las oportunidades se incrementan con el cambio de dirección de Mercurio.

Entonces chicas, ahora que saben de qué se trata esta energía, espero sus comentarios a través de mis redes sociales para que entre todas nos demos ideas para terminar con ciclos de negación, altas expectativas y desconexión con la realidad.

Foto: Catálogo de Free People