Mercurio en Aries

Mercurio entra en Aries hasta el 5 de abril y es como si el demonio de Tazmania se instalara en nuestra cabeza, impulsándonos a hacer todo para ayer. 

Desde ahora y hasta esa fecha cuida tu reactividad, que no solo se trata de ser estimulada y estallar o gritar. Hay muchos tipos de reactividad: rebelarte y no responder, ser pasiva o agresiva, ser hater ante una persona que no conoces (por ejemplo, en las redes sociales) y esto no demuestra actitud sino la debilidad de voluntad, que no sabes hacer sana restricción ante algo que te molesta y que en vez de sentir tus emociones, eres tus emociones y te dejas llevar por ellas.

Con cada reacción estás alzando una banderita invisible que dice: "Por acá me siento débil" porque uno no reacciona ante temas que ya ha trabajado, sino donde hay heridas emocionales.

Por eso es importante que prestes atención a lo que toma tu atención. Observa tus pensamientos, escúchate y cuestiónate si vale la pena expresar eso. Ponte un filtro a voluntad antes de hablar y cuando estés sola, observa lo que te dices porque de allí es que nacen tus acciones. Así vas a entender que no hay enemigo, que la lucha es con uno y las cosas que uno se dice son los pensamientos que uno entretiene en su cabeza, aun cuando sabes que no van a aportarte nada.

Si estás trabajando en ti misma: atender los pensamientos y cuestionarlos como si no fueran tuyos empieza como un juego y una locura, pero más adelante entenderás que de ahí nace tu realidad y que debes reemplazar las palabras agresivas que te dices por una nueva manera más compasiva de pensar y de actuar. Recuerda que nadie más que tú eres tu motorcito de felicidad.