Lecciones para simplificar: cómo organizar tu closet

1

Continuamente escuchamos la frase “Menos es más” y todas creemos entender su significado pero, ¿de verdad llevamos un estilo de vida enfocado en tener menos y valorar más? Este principio podemos aplicarlo a todo (hola, energía Virgo). Acá te comparto una guía que te ayudará a simplificar tu closet de una manera que sea productiva para ti y sustentable, es decir, que aprenderás a mantenerlo organizado y esto también le dará un boost a tu rutina diaria.

¿Cómo simplificar tu closet?

Suena fácil de hacer, pero en el mundo en el que vivimos donde estamos en constante contacto con las nuevas tendencias a través de lo digital es muy fácil hacer compras impulsivas y compulsivas, incluso con sólo mover un dedo. Constantemente vemos en Instagram chicas divinas usando la última tendencia del momento, y con facilidad tendemos a obtener esas piezas en tiendas que ofrecen “moda rápida” a precios accesibles. Es importante entender esto para lograr simplificar tu closet. Si te dedicas a buscar piezas básicas que sean multifuncionales, no necesitarás muchas piezas en tu armario, ya que puedes combinarlas entre ellas de maneras creativas y únicas.

¿No me crees? El mejor ejemplo de esto es el “Project 333”, un reto minimalista que te invita a vestirte con 33 piezas en tres meses. Miles de chicas han escrito sus experiencias haciendo este reto y ha sido increíble cómo esto ha cambiado su manera de pensar y valorar las cosas materiales. Acá puedes conocer más al respecto: clic (EN)

Ahora, ¿cómo empezar? Aquí te dejo algunos pasos prácticos:

  1. Toma cada una de tus prendas y colócalas en tu cama o un espacio grande. Es importante que agregues TODO, incluyendo prendas que guardas en tus gaveta, accesorios, zapatos y ropa que usas en otras temporadas.
  2. Luego de hacer esto hazte las siguientes preguntas:
    • ¿Todo lo que está en esta montaña de ropa me queda bien?
    • ¿Amo todo lo que está ahí?
    • ¿Toda la ropa me cabe en el closet o en mi cuarto?

Si tu respuesta es no, es momento de limpiar tu armario.

  • Empieza analizando pieza por pieza y hazte las mismas preguntas. Toca la prenda y siéntela, tendrás la respuesta de si quieres o no conservarla. Asegúrate de que lo que no quieras conservar lo dones a personas que lo necesitan o a alguna amiga que pueda gustarle tu estilo de ropa.
  • Luego de saber qué vas a conservar, divide las prendas por categoría. A un lado los pantalones, otro para los jeans, tops y así.
  • Asegúrate de que en tu closet haya espacio para organizar tu ropa. Si es necesario modifícalo para que se adapte a tus prendas. Puedes agregar una barra o rack si necesitas guindar más cosas.
  • Empieza a guindar la ropa y colócala separada por categoría y color. Esto hará que tu closet no sólo luzca bonito, sino que esté organizado todos los días. También ahorrarás tiempo al momento de vestir ya que tendrás la ropa visible.
  • Invierte en ganchos de ropa o racks para colocar tus zapatos. Al cuidar tu ropa y/o accesorios, te durará más tiempo.
  • Elimina espacio en donde usualmente acumulas el desorden. Las sillas, cajones o cestas se prestan para comenzar la desorganización.
  • La idea es que no tengas que hacer este tipo de limpieza profunda todos los meses. Es importante que tomes una rutina diaria o semanal para continuar y mantener tu closet organizado.

Recordatorio: Al momento de hacer compras ten en cuenta lo siguiente:

  • Siempre elige calidad en vez de cantidad.
  • Busca colores similares o básicos para combinar con piezas que ya tienes.
  • En la ropa como en las relaciones: elige lo que amas, te hace sentir y te ajusta bien. No compres algo si no estás 100% segura de que lo quieres.