Decimos adiós y pedimos a Dios

0

En caso de que la Luna Llena y la oposición de mañana te inviten a soltar algo, “decimos adiós y pedimos a Dios”. A través de las redes sociales me han pedido tips para soltar. En mi página les dejé un artículo con diez que espero les ayuden. Acá solo caben dos y son buenos para empezar.

1.- Lo primero es darte cuenta de que ya llegó el momento.
Cuando ya sabes que es hora de dejar algo atrás, tienes que sincerarte. Tengo clientas que preguntan si una relación que terminó hace más de seis meses va a volver. Por favor, hay que darse cuenta de manera objetiva que el momento llegó y hasta pasó. La falta de amor propio puede hacer que esperen algo que para el ojo del observador, está claro que es imposible que suceda y si sucede, la principal razón sería porque ya no se está dando atención a la ansiedad de la situación, a desear desde la carencia y vibrar inseguridad. Nuestra vida continúa después de una ruptura o de un despido. Uno puede tener un duelo, pero no detenerse por eso.

2.- El efecto Mercurio retrógrado y crecer de él

Está bien mirar al pasado y analizar lo que pasó o salió mal, pero ya está bueno de mirar el pasado para tratar de revivirlo. Lo inteligente y lo que debemos hacer por respeto a nosotros mismos es ver el pasado con nuevos ojos para aprender de él. Es lo que llamo look back with adult eyes, mirar al pasado para apreciar tiene un punto: le da sentido a la historia que tienes en tu cabeza. Puede servir para unir puntos, para ponerle nombre a lo que pasó y desapegarnos un poco del proceso.
Cuando no sabemos qué pasó, usamos inconscientemente la incertidumbre para quedarnos pegadas en la idea de que esto, al no estar resuelto, no está terminado. Saber lo que pasó te da esa sensación de closure, así que acepta que muchas veces, por mucho que dices querer entender en verdad, no quieres saber la verdad porque hasta allí daría la rueda y te tocaría volver a empezar.