CORONAVIRUS: ¡Ciérrale la puerta de entrada sanando tu intestino!

0

Ante el revuelo evidente que ha ocasionado el Coronavirus a nivel mundial, la primera recomendación es no perder la calma y no preocuparnos sino ocuparnos y seguir las medidas de higiene recomendadas por la Organización Mundial de la Salud. Solo debemos fortalecer nuestro sistema inmune, ¿sabías que el 70 % se concentra  en el intestino? Sí, así que tiene sentido decir que “si tenemos un intestino sano, seremos individuos sanos” siendo capaces de defendernos de este y otros virus. 

Te explicamos cómo lograrlo:

Sabemos que el coronavirus COD-19 es un virus que afecta las vías respiratorias, que se contagia por el contacto de secreciones al estornudar o toser, a través de las mucosas (ojos, nariz o boca) y mediante el contacto con objetos contaminados con dichas secreciones cuando son llevados a las mucosas (ojos, nariz o boca). Los síntomas más comunes son: fiebre, tos y sensación de falta de aire. 

Las complicaciones se han manifestado en personas mayores de 50 años, con enfermedades subyacentes y en individuos con sistema inmune débil. 

La infección por el coronavirus activa una respuesta inflamatoria que puede producir daño a nuestras propias células de la mucosa respiratoria. Nuestro sistema de defensa debe eliminar las células infectadas con el virus, por lo que se genera un proceso de AUTOINMUNIDAD TRANSITORIA. La INFLAMACIÓN se concentra a nivel pulmonar, produciendo filtración de líquido en ellos y al no ser tratados a tiempo, puede producir insuficiencia respiratoria grave y en algunos casos, dependiendo del estado de nuestro sistema de defensa,  puede ser letal. 

Ahora bien, una palabra clave: “INFLAMACIÓN”. Por si no lo sabías, la inflamación es una respuesta normal de nuestro sistema inmune para defendernos de algún agente externo infeccioso o uno “potencialmente dañino”. Esta respuesta debe aparecer solo cuando sea necesaria, ayudar a la reparación de los tejidos dañados (si hubo) y AUTOLIMITARSE. Sin embargo, cuando consumismos alimentos PRO-INFLAMATORIOS, podemos activar nuestro sistema inmune intestinal y producir INFLAMACIÓN. Si el estímulo es continuo, también puede aumentar la permeabilidad de la barrera intestinal, entonces, esto permitirá el paso incesante de alimentos parcialmente digeridos y toxinas, SOBREACTIVANDO NUESTRO SISTEMA DEFENSA, lo que conlleva a un estado de inflamación crónica de bajo grado. Ahora nuestro sistema de defensa solo se ocupará de eliminar estas toxinas y, cuando realmente aparezca una INFECCIÓN, será más difícil para él combatirla ya que no tendrá suficiente energía. Además con un INTESTINO PERMEABLE no habrá absorción correcta de nutrientes. ¿Cómo logras sanar tu intestino para fortalecer tu sistema inmune y así evitar el contagio con el Coronavirus?

La respuesta es simple: ¡INMUNO-NUTRICIÓN, tu primera y mejor medicina! Mantén un intestino sano; remueve alimentos enemigos que lo inflaman, por ejemplo, al consumir gluten, lácteos y azúcar se rompe la barrera de células a nivel intestinal creando intestino permeable, dejando las puertas de entrada abiertas al paso de virus, toxinas y bacterias y produciendo además inflamación en tejidos como respuesta de ataque del sistema inmune intentando defendernos.

¿Cómo lo puedes revertir? A través del “Protocolo 3R”:

    1. Removiendo:
      1. Alimentos enemigos que para tu intestino son proinflamatorios: gluten (trigo, cebada, centeno, avena, incluyendo maíz y arroz), lácteos de vaca y azúcar refinada.
      2. Alimentos a los que presentas sensibilidad: logramos determinar a través de pruebas de “Sensibilidades alimentarias IgG” y con base a síntomas posterior a la ingesta de algún alimento, ya sea a nivel gastrointestinal o generalizada, solo debes aprender a escuchar las señales que dicta tu cuerpo. 
      3. ¡Bacterias malas, hongos y/o parásitos! El sistema inmunológico no te puede defender de tantas cargas a la vez, ayúdalo a disminuir la carga evaluando tu flora intestinal a través de un examen de heces para lograr el balance adecuado.
    2. Reponiendo con alimentos que sean amigos para ti:
      1. Eleva el consumo de vegetales (especialmente crucíferos como: coles de Bruselas, repollo, coliflor, brócoli y kale; ya que presentan altas concentraciones de indol-3-carbonol, compuesto que interfiere en la reproducción de los virus), prepara jugos verdes para promover el sistema antioxidante del cuerpo.
      2.  Incorpora berries (orgánicas) a tu alimentación, son excelente fuente de antioxidantes, ayudándonos a prevenir los virus. 
      3. Prefiere carbohidratos más naturales como: tubérculos (yuca, papa, batata), plátano, leguminosas (lentejas, garbanzos, caraotas, etc.) y pseudocereales (quinoa, trigo sarraceno, amaranto).
      4. Adopta un consumo adecuado de proteína en tus tres comidas principales.
      5. Grasas: prefiere aceite de coco o de aguacate para cocinar y aceite de oliva para aderezar. Otras buenas fuentes de grasas son: aguacate, semillas, linaza, aceitunas, frutos secos, coco.
      6. No te olvides de tomar un probiótico mayor a 45 billones antes de dormir o en ayuno para reponer tus bacterias buenas.
    3. ¡Recuperar  tu salud es el principal objetivo!

A su vez, puedes brindarle una ayuda extra a tu sistema inmune a través de ciertos suplementos que lo potenciarán, esto permitirá prevenir la infección por el virus, o simplemente, combatirla, entre ellos se encuentran:

  • Vitamina A: A través de aceite de bacalao de buena calidad. En caso de embarazadas o lactantes se recomiendan 10.000 unidades al día
  • Vitamina C: Se recomiendan 3000mg a 6000mg distribuidos en tomas de tres veces al día. En caso de diarreas, disminuir la dosis. 
  • L-lisina: 3000mg al día en ayuno. 
  • Vitamina D: Se recomienda tomar acompañada de vitamina K. Ideal  5000 IU De vitamina D en el desayuno
  • Zinc: 20mg al despertar. 
  • Selenio: 100mcg al despertar. 
  • Buena combinación de antivirales naturales como ajo, semillas de uva, noni; para lo cual recomendamos Biocidin liquid de 1-5 gotas 2 veces al día. 

Si necesitas asesoría y apoyo en armar tu kit antiviral, NutriWhite puede ayudarte para repotenciar tu sistema inmunológico y combatir los virus.

  Además, emplea técnicas básicas de higiene para protegerte:

  1. Lava tus manos frecuentemente con jabón o gel antibacterial que contenga más de 70% de etanol 
  2. Al toser o estornudar cubre la boca y nariz con el codo flexionado
  3. Evita tocar tus ojos, nariz y boca ya que las manos facilitan su transmisión 
  4. Usa pañuelos desechables para eliminar secreciones respiratorias y tíralos tras su uso
  5. Si presentas síntomas respiratorios evita el contacto cercano con otras personas y utiliza tapa bocas.

¡Recuerda que tú tienes la capacidad de cerrarle la puerta al virus a través de la inmuno-nutrición!

REFERENCIAS

Coronavirus: New Findings and Potential Risk Factors

Coronavirus: Should you worry. Dr. Steven Gundry

Coronavirus information: How to stay safe

WHAT IS THE CORONA VIRUS AND CAN YOU PROTECT YOURSELF AND YOUR FAMILY?