Coaching para principiantes: Llegó el momento de la transformación

0

El Sol ha entrado en Escorpio, el signo de la transformación.

¿Qué es transformar? Transformar no es cambiar, pues uno puede cambiar una cosa por otra. Transformar es tomar la base que se tiene y sacarle el mejor provecho posible hasta llevarlo a un estado que de hecho es positivo, tomando como herramienta para pasar de un estado a otro lo que ya se tiene.

Por ejemplo: el cuento de Cenicienta es el más plutoniano-Escorpio que hay, porque cuando nos dicen que la calabaza se convirtió en carroza y ella en una princesa, no se buscaron elementos externos, se tomó lo que se tenía y se llevó al siguiente nivel.

Asimismo, las enfermedades que tenemos, la carencia o creencia de ser poca cosa, pueden ser el motor y motivación para levantarte, destacarte y lo más importante: conectar con tu propósito.

Las historias de triunfo tienen más Plutón (transformación) que Júpiter (suerte), más procesos escorpianos, y todos implican haber tenido que ver la sombra o lo que se evitaba.

Si la mariposa viene de ese período de transformación un tanto feo…, ¿qué te hace pensar que tienes que tener todo bajo control y mantenerlo perfecto para lograr la transformación que deseas?

Para lograr una transformación y no un cambio, algo real y no momentáneo, necesitamos impresionarnos para tomar lo que ya tenemos como base y alquimizarlo. Con esto no digo que todos tenemos que pasar por cosas malas, pero si estás en una situación que no te gusta, créeme cuando te digo que esta tiene un principio, un final y un propósito, y solo dejando de controlar y aparentar lo entenderás y de allí te levantarás.

Lo mismo con las emociones. Estas no se controlan, se masterizan. Controlar una emoción es taparla y es una manera de desconexión con el ser esencial. Las emociones son indicadores, y al sentirlas entenderemos qué está pasando en nosotros, aprenderemos a observarlas en vez de solo ser recipientes de ellas y, con práctica, sentir se convertirá en una manera de hablarnos a nosotros mismos.

¿Te animas a transformar tu perspectiva de lo que estás viviendo?, ¿lo necesitas? Vale.