reactividad y cortocircuito

Aprendiendiendo Kabbalah: Va’etchanan – el 15avo día del mes de Leo es el día del amor

5

Hoy es el día kabbalístico del amor y las almas gemelas, es el 15avo día del mes de Leo que se cuenta desde que fue la Luna Nueva en este signo el 26 de Julio.
El día del amor siempre es el día de la Luna llena en Acuario, signo opuesto a Leo.
El Sol y la Luna representan lo masculino y femenino. Cuando hay Luna Llena, hay balance de energía en el mundo.
Según la Kabbalah (y tomado de mi profesor Ariel Grunwald), hay un mes del año que está gobernado por el Sol en el mes de Leo y por eso, cuando hay Luna Llena en este mes, es el complemento a la energía yang más fuerte, hay unión perfecta entre masculino y femenino.
“En la Luna Llena del mes de Leo hay unión perfecta entre nosotros y nuestra versión perfecta y ESE es el inicio del amor”.
-Ariel G.
¿Cómo aprovechamos este día?
-Lo más importante es saber que dentro de nosotros está la energía femenina y masculina, que TODOS tenemos mucho para dar, pero empezamos por nosotros mismos. Eso HAY que trabajarlo, de lo contrario nos sentiremos carentes y por eso, el miedo que se apodera de esos “hoyos” nos hace perdernos muchas oportunidades para completarnos y como consecuencia, para compartir.
-Otro error es que creemos que si alguien es fuerte de personalidad no podemos relacionarnos o no tenemos nada que darle. SIEMPRE tenemos algo que dar. Cada aporte es importante y cada aporte es AMOR.
Es importante analizar: la razón por la que no damos es porque nos sentimos incompletos. Si supieras el poder que tenemos para DAR trataríamos a los demás como nuestros hijos (además recuerda que no tienes lo que no das, estás condenado a carecer de lo que no quieres compartir. por eso dalo TODO)
-Sentirnos incompletos y no dar es una forma de EGOísmo.
-El día para sanar esta sensación de no estar completos es esta, el día 15 del mes Leo.
¿Qué es el amor?
-El amor incluye más acciones que cualquier otro de los atributos: ser orgulloso no es de acción, es de consciencia, por ejemplo. Pero el amor se conforma de acciones, además es consciencia y es un atributo interno. Creciste pensando que el amor se siente. El amor se hace y por eso crees en palabras cuando es tan fácil ver las acciones.
-Tú como portador de amor, eliges en qué lo gastas o lo inviertes. Cuando una persona usa el amor para acciones positivas, el amor está sobre todos los otros atributos. Puedes ser buena, bella, amable, etcétera, pero cuando actúas siempre con amor, lo demás se enciende aún más. Todo lo que emana de ti es tu expresión y cuenta cuánto crees en el amor. De forma más clara, muestra cómo te amas y extiendes ese amor de ti en acciones de tu día a día.
No creas que tienes que ser esclava de los demás. No se trata de eso. El mejor servicio que das a otros es a través del ejemplo. Y cómo te amas y tratas a ti misma se ve con tu flexibilidad, tu capacidad de perdonar a los demás, de entender, de estar allí, de no sentirte carente y caer en envidia, chismes y de no crear caos en tu vida. Cuando te aprecias, se nota y los demás queremos aprender. El ejemplo es siempre trabajo bien hecho (para bien o para mal) del cual los demás observamos y nos motivamos.
-Lo más grande es amar la luz. Amor es lo mismo que deseo (en kabbalah).
-El trabajo de transformación verdadero es el que se hace por amor a la luz.
-Esta semana tenemos que olvidar la conversación intelectual que tenemos con los demás porque amarlos o perdonarlos es estar cerca de la luz.
-Mal atributo es el amor cuando lo invierto de la forma incorrecta. Es cuando nuestra idea de amor es incorrecta o tiene la consciencia incorrecta. Cuando pensamos que DAR es siempre entregar y muchas veces dar es restringir. Por ejemplo: no te doy una respuesta para no quitarte el mérito de que hagas introspección y la encuentres por ti misma.
Amores incorrectos:
-Otro amor incorrecto es el amor por el dinero.
-Otro es el amor por la larga vida. El culto al cuerpo, por ejemplo, que aunque no está mal, no debe ser más del tiempo que le dedican a alimentar el alma.
-El otro es el amor al reconocimiento. Una persona esclava de la validación externa quiere que los demás vean lo que hace, los elogios que le dan o comparte esperando que le den de vuelta. Esto le quita todo el mérito: de lo que sabe, lo que comparte, etcétera.
-El otro amor negativo es el que busca satisfacer los 5 sentidos. Cuando como o bebo de más, cuando tengo sexo por excitación únicamente, etcétera, estoy tomando más energía de la que necesita mi vasija. Esto es “luz externa” o robada que no usaré correctamente. Te sientes increíble porque tienes energía, pero después la caída es terrible porque no tienes vasija adecuada para usarla.
-Diferente es cuando como, duermo o tengo sexo, entendiendo la energía detrás de la materia. Para que funcione correctamente, para saber que me nutre el alma.

Cómo deberíamos hacer amor:
-Con los hijos: meditar que yo estoy para ayudarle a romper su ego, enseñarle a compartir.
-Enseñarles el camino espiritual, que no es lo mismo que la vida religiosa.
-Con el dinero: amor y apreciación por el dinero que tengo. Por las posesiones que ya poseo. De esta forma no robo ni deseo nada que pertenece a alguien más. Y pensar que lo que tengo, lo quiero usar para compartir. Usar mi dinero para apoyar a las personas que traen más luz al mundo.
Jamás pensar que de mi dinero viene mi seguridad y orgullo. Que de ahí viene mi valor.
-Hay una recompensa tremenda para aquellas personas que se comportan con amor. Repite: el amor es una acción.
-No me digas que me aprecias, actúa con apreciación.
-No me digas que me amas, trátame con amor.
La recompensa se da en el mundo físico y el mundo espiritual. Todo el mundo te ayudará.
-Cuando alguien quiera hacerte daño, los demás que conocen tus acciones amorosas, te defenderán.
-Si das amor en toda expresión, estarás más cerca de sentirte en paz.
-Cuando actúas con amor, eres un ejemplo. Los demás quieren imitar el amor, SIEMPRE.

Como una persona llega a amar a todo mundo
1. La forma para llegar a amar a todo mundo es ayudar los demás dándoles lo más que puedo de mí mismo.
2. Ayudar al que necesita ayuda.
3. De acuerdo a tu habilidad, debes dar regalos. Incluso a aquellos que crees que no necesitan nada.
4. Sé esplendido en tus tratos.
5. Si hago negocios, los hago con honestidad, con mi corazón. No formen problemas por detalles en todas sus relaciones.
6. Todo el tiempo debo pensar en cómo se benefician los demas con lo que aporto, con lo que doy al mundo.
7. Sé impecable con tus palabras.
8. Si alguien te humilla, no lo humilles de vuelta.
9. Si alguien te dio un mal consejo o te llevó por el camino incorrecto, no le pagues con la misma moneda.
10. No le des tu peso a los demás para que se hagan cargo de ti.
11. Que siempre te encuentren sonriendo. Recibir a los demás con alegría fortalece su capacidad de dar amor.
12. Estar allí para tus amigos.
13. No contar los secretos de los demás.
14. No te quedes para escuchar lo mal que hablan de alguien más. Eso viene de la carencia.
15. Con oportunidad, juzga a los demás para bien. Habla de sus cualidades positivas.
16. Cuando amo a todos, me amo a mí.
17. No creerme superior a los demás. Hay que ser humilde.
18. No hagas las cosas para recibir reconocimiento, sino para crear un cambio en la consciencia de los demás, que incluso les puede brindar mejor calidad de vida.
19. Cuando sientes deseo de estar cerca de otra persona, elige una persona espiritual para que se enciendan tus ganas de crecer y aprender.
20. Confía en personas que, incluso cuando están enojadas, no te tratan de forma reactiva. Aun en su peor momento te hablan con amor y con la verdad.
21. No sean amigos de personas que no se aprecian a sí mismas. Se sienten todo el tiempo amenazados y son peligrosos.
22. Elige a amigos que te digan qué está mal contigo y que te enseñen cómo hacer las cosas bien. No rechaces sus críticas, acéptalas con amor.
23. Haz lo que sea por estar con aquel que quiere lo mejor para ti y te dice cómo mejorar espiritualmente, incluso cuando tú estás cerrada. Incluso cuando te dan duras lecciones.
24. Más que elegir personas, conviértete en el tipo de persona que quisieras tener cerca.