Vivir conscientemente: 5 maneras de desintoxicarte

5

¿Te gustó este contenido? Haz clic en me gusta y consulta de nuevo, cuando quieras, en la sección de Mis Favoritos

En via a la Luna Llena en Virgo, traigo de nuevo esta información.

 

Esto es algo que me preguntan muchísimo… Que por qué me tomo el agua tibia con limón, que por qué me tomo el jugo de apio. Bueno, acá les cuento para que entiendan y vean si es algo que les provoca intentar para mejorar su digestión, su claridad mental (depende mucho de que tus intestinos estén bien) y también su nivel de energía.

Agua tibia con limón

Esto me lo has escuchado muchas veces y seguro has visto miles de vídeos y snaps que hago al respecto. La práctica es tomar agua tibia con limón al iniciar el día, y es que una vez que lo pruebas no puedes dejar de recomendarlo. El agua tibia con limón ayuda a desechar toxinas del cuerpo, estimula la producción de bilis en el hígado que es esencial para la digestión. Además, los minerales y vitaminas del jugo de limón promueven una sana digestión, remueven toxinas del tracto digestivo y estimulan los movimientos intestinales. Con cada taza de agua tibia con limón estás dándole un boost a tu sistema inmune y limpiando tu sistema con un diurético natural que elimina toxinas y ayuda a mantener el tracto urinario sano.

Lo que debes saber…

1.- Echa agua tibia, no hirviendo.

2.- Usa el limón completo, no sólo la mitad.

 

Jugo de apio

16 onzas de jugo de apio orgánico en ayunas y después de tu agua con limón es una maravilla. «El apio es uno de los alimentos mas antiinflamatorios porque no alimenta bacterias, hongos o virus. También remueve las toxinas fuera del intestino y del hígado. Los patógenos que ahí se acumulan son siempre la causa escondida de inflamación en tu cuerpo. Ademas, el apio es la manera mas efectiva de alcalinizar tu cuerpo».

«El apio también es considerado como alimento para el cerebro porque al liberarnos de toxinas nos ayuda a pensar mejor, concentrarnos mejor y también mejora las conexiones neuronales, así que promueve el cambio».

Citas de Anthony William en su libro «Life changing foods» que me ha cambiado la vida, de verdad.

La alimentación es información que le damos a nuestro cuerpo e influye en todo, incluso en estados emocionales.

 

Té verde

El té verde es rico en componentes que estimulan y apoyan la habilidad natural del cuerpo de desintoxicarse. Este té está cargado de polifenoles, compuestos que tienen un impacto directo sobre el órgano jefe del proceso de desintoxicación del organismo: el hígado, manteniéndolo en buen estado y al tope de sus funciones. Además, los polifenoles son antioxidantes que ayudan a combatir los compuestos conocidos como “radicales libres” que dañan las células sanas.

Sales de Epsom

Las sales de Epsom tienen como componente principal el sulfato de magnesio, un componente que es vital para muchas funciones corporales vitales como la producción de energía, contracciones musculares, absorción de nutrientes, eliminación de toxinas y reducción de la inflamación. Estas mismas características lo hacen un aliado en la eliminación de toxinas y desechos del cuerpo, el sistema digestivo y el colon. Este sulfato tiene la propiedad de eliminar las toxinas de la mucosa del colon, aumenta la absorción de nutrientes en los intestinos, estimula la producción de enzimas digestivas y alivia el estreñimiento. Las sales pueden tomarse disueltas en agua o pueden agregarse al agua de la bañera para un baño que además será muy relajante.

 

Arcilla bentonite

La arcilla bentonita no es cualquier tipo de arcilla, es el polvo refinado de la arcilla volcánica que es rico en minerales como calcio, magnesio, cilicio, sodio, hierro, potasio, y cobre. Es por esto que al ser ingerido actúa como un suplemento natural que “des-estresa” el sistema digestivo al remover toxinas, limpiando el colón, promoviendo las funciones del hígado y teniendo además un efecto “probiótico” al promover el crecimiento de bacterias buenas en el intestino delgado y grueso. La arcilla puede ser agregada también al agua de la bañera para hacer un baño desintoxicante que remueve las toxinas acumuladas en la piel, alivia la inflamación, tiene efectos antibióticos y cicatrizantes, además de dejar la piel suave e hidratada.

Toma la arcilla disolviendo una cucharada en un vaso de agua. Mezcla hasta que el polvo se disuelva por completo.

Toma la arcilla con el estómago vacío o tómala una hora antes o después de las comidas.

¡A sudar!

La forma más simple (y divertida) de desintoxicarte es poner el cuerpo en movimiento y sudar. Cantidades moderadas de cardio diario ayudan a eliminar desechos del organismo a través de los poros en la piel. La sudoración, el movimiento y la respiración que provoca una sesión de ejercicios estimulan el proceso de eliminación de desechos que se han acumulado en el organismo. Una sesión de cardio de 15 minutos seguido de “dry-brushing” o el cepillado de la piel con un cepillo de cerdas suaves y tupidas, ayuda a remover piel muerta que tapa los poros y estimula los sistemas circulatorios y digestivos.

Les dejo listas en mi cuenta de Spotify: clic.