Travesía de Venus

No sé si se dieron cuenta, pero el planeta Venus ha estado muy ocupada esta semana y lo estará en las próximas.

 

En cuatro días tuvo tensiones con Júpiter retrógrado en Virgo, cuadratura con Plutón retrógrado en Capricornio, hoy tensión con el Nodo Norte del karma en Virgo y falta que mañana se una a Urano.

 

Sé la cara que tienen ahora de “¿de qué habla esta mujer?”, pero les voy a explicar:

 

1.-Cuando Venus está “muy activa” estamos trabajando activamente un deseo.

 

2.- Venus está en Aries, una posición que cuesta masterizar, porque Venus es energía RECEPTIVA, Aries es un signo de acción. Si algo tenemos que aprender las mujeres en estos tiempos es a recibir. Es una cuestión cultural que estamos viviendo, así como los nuevos genios gracias a Urano en Aries, los “movers and shakers” gracias a la tensión entre Urano y Plutón y la urgencia de masterizar información (hacernos especialistas) gracias a Saturno en Sagitario. Todo tiene su momento y su “era”, así mismo Venus y sus tránsitos entre un mandala y otro está trabajado ahora para que la energía femenina aprenda a recibir y se deje cortejar.

 

3.- La energía femenina se endureció en los 90 y esa influencia la tienen muchas ahora. En el 2012 Saturno entró en Escorpio alzando la vibración femenina que al mismo tiempo vino con una gran responsabilidad (es que bueno, es Sr. Saturno). ¿Quién no hizo el trabajo de la vulnerabilidad con este tránsito? ¿quién aún lo carga como materia pendiente?

 

4.- Sigo con Venus: esto de estar volviendo a la posición receptiva no es retrógrado, al contrario, va de la mano con sabernos merecedoras. La mujer no es insegura, estamos muy seguras de dar luz y crear. Pero es la influencia social, cultura y sociedad que nos ha estado confundiendo. Cuando Venus entra en Aries y pasa el grado 0 del zodiaco, tenemos de nuevo un chance de reconocer nuestro deseo como NUESTRO.

 

5.-Ahora estás incó[email protected], el deseo parece estar limitado, eludirse, pero como siempre les digo, es una prueba para saber qué tanto quieres lo que quieres, y sobre todo en este caso, es una cuestión de ver si tu deseo nace de ti o es heredado, impuesto.

 

6.- Para más, Venus anda en estas mientras Marte está retrógrado así que no sentimos que nadie toma la iniciativa, tentándonos a tomarla de nuevo y NO, debemos seguir trabajando nuestra energía receptiva.

 

7.- En una semana Venus entra en Tauro, una posición más favorable para estar en modo receptivo. Mercurio retrograda en Tauro al mismo tiempo. Tengamos certeza de que nos daremos el tiempo y la paciencia para entender mejor qué queremos, y que para lograrlo tenemos que SER más que HACER y dejar que lo que nos toca, por lo que hemos trabajado tanto también nos alcance, no vaya a ser que estábamos corriendo para no enfrentar verdades. Esta es una, acá estamos y así vamos.