Emprendiendo conscientemente: Los tiempos que corren

0

Mientras esperamos por una reunión de trabajo, me tomo un momento para aprovechar este espacio de los lunes y escribir sobre los tiempos que corren.

 

Estamos a un día de la luna nueva en Sagitario que según la astrología tradicional, es el mejor momento para sembrar la intención que avala los grandes sueños en los que trabajaremos para el año próximo. Luego viene la luna nueva en Capricornio que sería en la que sembramos las intenciones/resoluciones que son “el plan/estrategia” para hacer esos sueños realidad en el transcurso de enero-julio.

 

Así trabajan las lunas nuevas: no se trata de que si tenemos una esta semana, algo te va a pasar. TÚ decides iniciar algo, que según donde cae y las alineaciones que tiene, puede ser desde un emprendimiento hasta un cambio de hábito, pero ya les he comentado varias veces que esta luna nueva en Sagitario no tiene esta energía y sin duda la que viene en Capricornio tampoco porque se da con Mercurio retrógrado en ese mismo signo.

 

Si para algo nos ayuda la astrología es para dar contexto a lo que vivimos y para planificarnos. Si bien no podemos dejar de vivir sólo por una herramienta de consciencia (tecnología que es este conocimiento) si nos sirve para cuestionarnos, planificarnos y tomarnos un momento de “meditación”.

¿Qué quieres manifestar los primeros seis meses de 2017? ¿Cómo te ves en ese momento si no hay limites en tu mente?

La luna nueva que tenemos mañana sí está cargada de buena energía para que al menos reconozcas lo que consciente o no lograste este año, seguramente avanzaste y por eso, quiero que lo veas e integres, porque eso te ayuda a creer en ti, y si de algo se trata la energía del signo Sagitario es de CREER, no por nada su frase clave es “YO CREO”.

Eso quiero, que veas tu recorrido con ojos objetivos, que escribas en un papel no tus intenciones, si no estas reflexiones, que te perdones (Quirón directo) por lo que no pudiste lograr o terminar, y que no te quedes en una nébula, que de verdad puedas enumerar todo lo que hiciste por ti. Este es un excelente ejercicio para reforzar la confianza en ti misma que más adelante te ayudará a motivarte cuando las GANAS de trabajar en tus metas disminuya, porque eso siempre sucede pero no es lo que te determina, porque tú niña NO ERES TUS CIRCUNSTANCIAS, sino cómo las manejas, las superas, te superas.

 

Viendo el ambiente astrológico completo, esta luna nueva se da aún bajo la tensión entre Júpiter y Plutón que creará cambios notables en el mercado, en la manera como manejamos nuestro dinero, gastos e inversiones, también, -debido a otros factores que explicaré en el horóscopo de diciembre- nos llevará a pensar en asociarnos más que en trabajar para siempre bajo un mando y a diversificar las fuentes de dinero para sustentarnos.

 

Puede ser muy pronto para saber cómo esto va a desplegarse, pero se nota a nivel colectivo que las personas están haciéndose conscientes de que la manera como trabajan debe ponerse al día con la tecnología, que los sistemas de gobiernos están cambiando y las personas en descontento están buscando mejores oportunidades donde pueden.

Según la astrología, esta energía se incrementará en febrero, abril, julio y al final de agosto. Por ahora sólo lo sentimos, en febrero habrá muchos cambios a nivel de enfoque profesional o cargos de trabajo, puestos que hasta ahora ejecutaban seres humanos y se automatizarán. Abril y junio muestran una “crisis” de saber dónde hay mejores oportunidades o cómo puedes sacarle más provecho al lugar que tienes para que finalmente en junio y final de agosto estés montada en una nueva plataforma, nuevos targets, trabajando más en contacto con personas, clientes, audiencia. Vamos en expansión y se aterran que aún hay personas que no lo están notando, tomando en cuenta o invirtiendo en cursos y conexiones que probarán ser beneficiosas para su desarrollo como profesionales.

 

Mi punto es… es hora de pensar en grande, pero no te lo permitirás a menos de que te reconozcas lo que has hecho por ti así como debes reconocer si estás aterrada limitando tu propia expansión.

 

It’s time to wake up.

 

Besos desde New York.