Coaching para principiantes: El sistema paralelo

4

La Mujer es el destinatario, la vasija. El mundo físico es una mujer: El cristal, la mesa, los edificios, la Tierra, la Luna, el cuerpo. Todo lo que tiene lo físico es una mujer. ¿Pero que trae poder a ese cuerpo? Es el pensamiento, la energía, el alma en su interior. Ese es el hombre, la Luz.

Es un sistema paralelo 2 como el óvulo y el espermatozoide. El ovulo es el barco, casa para el esperma puede crecer y desarrollarse. Cuando se unen la energía femenina y masculina juntos en la fertilidad no hay mayor forma de creación en este mundo. Nada puede imitarlo.

Los 2 sistemas también están representados por el cielo y la tierra. El cielo es la tierra que comparte y el receptor. No es que uno es más importante que el otro. No se puede tener uno sin el otro. El trabajo de la mujer es recibir, alimentar, hacer crecer. El  hombre sólo le da la energía. Es por eso que un hombre puede engendrar muchos hijos en unos pocos días, pero las mujeres sólo puede llevar a un bebé a la vez.

Así también trabaja la dualidad del cuerpo y el alma. El cuerpo es femenino, el alma es energía masculina. No es de extrañar que necesitamos masajes, manicura, estilistas, etc Nada de esto es negativo. Uno de los elementos que determina la cantidad de luz que puede recibir una mujer es la calidad de su vasija, así que como mujer es tu trabajo embellecerte. Imagina cuando compras flores para tu casa. jamás consideras ponerla en una caja de cartón. No. En cambio buscas un jarrón bonito.

No es coincidencia que el hombre y la mujer trabajen de manera diferente. El sistema paralelo se ayuda mutuamente. Masculina es la habilidad de compartir energía, pero es femenina la capacidad de NUTRIR esa energía y hacer que manifieste algo en la realidad. Necesitas Luz para llenar la vasija y vasija para contener y manifestar la Luz.
Karen Berg

La certeza debe empezar en ti, así la transmites al hombre. Todo lo que el logra depende de tu capacidad de conectar con la Divinidad y hacerle creer. Así lo hizo su madre, así lo continuamos en pareja.

Entre mas conectada estés contigo misma, mas podrás nutrir tus cosas y las de aquellos que atraigas para que manifiesten contigo. Las mujeres somos el puente que traduce toda energía, porque el hombre, aunque la sienta no sabe expresarla.

Depende de que tan alineada estés con el trabajo interno se mostrara el éxito en lo tangible.

We are their personal Jesus. God, indeed, wears Lipstick.