Coaching: Límites autoimpuestos y cómo superarlos

13

¿Te gustó este contenido? Haz clic en me gusta y consulta de nuevo, cuando quieras, en la sección de Mis Favoritos

Hablemos algo que ya hemos hablando antes: el techo de vidrio. Todos tenemos un techo y lo podemos pasar, la altura de cada techo, la ponemos nosotros, en función de qué tan capaces nos sentimos de llegar a esa meta. No lo pongamos bajo, que sea alto, alto, alto ese techo, entre más alto, más nos desafiamos y más nos sorprendemos de lo que podemos lograr. Mira alto siempre:

Importante: Este contenido es desarrollado con la intención de educar, ofrecer herramientas y crear consciencia sobre un tema en especial, no tiene la intención de sustituir el trabajo con un/a especialista de la salud mental. Más detalles aquí.