Coaching: La motivación

En este momento de despertar de consciencia muchas personas se llaman a sí mismas motivadoras y muchos están usando el recurso de la motivación. Aca te dejo algunas notas, pero llega hasta el final porque en serio, esto no se trata de mi.

 

Lo he dicho antes, y lo repito:

1.- No soy motivadora en el sentido que tu crees o entiendes. Soy motivadora porque sigo la curiosidad de entender qué motiva a los seres humanos hacer lo que hacen, actuar como actúan y ver cómo puedo ayudar a hacerlos conscientes de sus patrones, de cambiar sus asociaciones y buscar que se motiven con estímulos positivos para obtener resultados deseados.

 

2.-No soy motivadora porque sé que lo que dices que te motiva de mi mensaje es la reafirmación de algo que ya estaba en ti. Si no vibramos en la misma frecuencia, no nos hubiéramos encontrado. Lo que “te motiva” ya es una chispa que está en ti, y para que entiendas, seguro hay [email protected] con las que me has recomendado que nada que ver, y es porque no compartimos la misma chispa, energía etc.

 

Te cuento esto no para hablar de mi, sino para que entiendas que así como me lees y lees+escuchas a otras personas para sentirte bien, en verdad estas buscando entender cómo funcionas, y dime tu: ¿a quien escuchas 24/7 el resto de tu vida? ¡a ti! Si te dieras cuenta de que tienes el poder de motivarte e influenciarte a iniciar cambios, de mantenerte con buena actitud, recordándote que tu único trabajo es estar bien y a partir de allí elegir bienestar, que aunque siempre sucedan cosas que escapan de tu control, [email protected] es que encontraras soluciones…

 

Sé que se lee fácil, sé que es demasiado, pero créeme que si se puede. Háblate bien, observa las historias que te cuentas, escríbelas para que te des cuenta que a veces es absurdo darles cuerda, habla en alto y escúchate, crea metas prácticas a corto y mediano plazo que puedas cumplir. Descansa y mantén tu energía en alto.

 

¡Tu eres tu mayor motivación y mejor motivador!