Coaching: haciendo nuestra parte del trabajo

0

Vibremos alto con Venus en Cáncer

¿Qué pasaría si antes de tomar una decisión te preguntaras si es lo mejor para ti? ¿Qué pasaría si en vez de usar esa hora para ver tele basura la invirtieras en dormir para estar extra fresca al día siguiente? Imagina que en la noche cuando estás extra cansada decides no darte un látigo mental para ir a entrenar y que te vas a consentir porque es lo que de verdad necesitas. ¿Cómo te sentirías tomando sanas decisiones por ti?

Las malas decisiones tienen raíz en patrones arraigados, falta de claridad y amor propio y es cosa seria porque afecta nuestro sistema inmunológico.

Después viene el ciclo de repetición. Te sientes mal, estás reactiva, te sientes culpable por haberle contestado mal a otros y así, así. Una persona irritada, es una persona que está fallando en el departamento de self-care.

Y tiene que importarnos, porque el éxito, buenas relaciones y más dependen de cómo nos sentimos y de los que proyectamos.
La sanación viene con la iluminación. Cuidar de nosotros a nivel emocional, físico y mental es nuestra responsabilidad y entre más tardamos en empezar, por más tiempo ponemos en pausa la vida que deseamos. Puede que a estas alturas no sepas por dónde empezar, si hacer ejercicios, comer mejor, terminar ESA relación o irte a un retiro de meditación.
1.-Empieza simple, hazte consciente de tus patrones, nos los juzgues, sólo (re)conócelos.

2.-No te apures, encuentra lo que no tiene tiempo dentro ti: tu divinidad y amor incondicional. Sólo esperan ser descubiertos y reconocidos.

3.-Y lo más importante: hazte amiga del término “sano egoísmo”. A muchas las criaron haciéndoles creer que “ser mujer” es estar para otros para todo. Que hay que “amar al prójimo… YES! pero ¿qué viene después? …”como a uno mismo” y si no me tengo, no tengo nada que dar. El amor propio es la base sobre la cual reposan todos los demás amores, y es de la relación que tengo conmigo misma que se despliegan las demás.

Venus en Cáncer nos ayuda a hacernos conscientes de cómo el pasado y la dinámica en relaciones de mujeres en nuestra familia afecta la manifestación de deseos actuales. Sus alineaciones nos ayudan a despertar el deseo de mejorar, pero depende de ti.