Astrología en la vida real: It’s me, hi! I’m the problem, It’s me!

¿Te gustó este contenido? Haz clic en me gusta y consulta de nuevo, cuando quieras, en la sección de Mis Favoritos

A través de sus palabras, Denise Roales -miembro de la Comunidad Astral desde hace más de 2 años- nos comparte su historia con la astrología. Un relato inspirador para tod@s l@s Astrolovers que buscan un golpe de fe y motivación en su vida. Si estás leyendo esto, ¡esperamos que lo disfrutes!

Por Denise Roales.

Quiero comenzar por contarles que nací con los nodos en Aries y Libra, los mismos que serán protagonistas este año, donde también tendré mi retorno nodal exacto. 

Los big three en mi Carta Astral son el Sol en Tauro, ascendente en Aries y la luna en Géminis. Como pueden ver, dos de los regentes más importantes son planetas personales: Marte con mi ascendente en Aries y Venus con mi Sol en Tauro, al igual que mis nodos que son un vivo reflejo de mi lucha interna de balance entre la energía del “yo” y de “l@s demás”, energía masculina del “dar”, energía del “hacer” -por mi Marte natal que está en Capricornio- y la energía femenina del “recibir y atraer”.

¡Ahora sí! Esta historia comienza con el impulso de los eclipses del 2014, que me llevaron a trabajar diferentes temas personales en mi vida. Luego del eclipse total de luna llena en Aries (08 OCT 2014) y de atravesar situaciones de violencia verbal y psicológica con el progenitor de mi hijo, tomé la decisión de decir BASTA y darle fin a esas situaciones, cortesía de mis nodos, específicamente el Nodo Norte en Aries, grado 29, casa 1 del “yo” y el Nodo Sur en Libra, grado 29, casa 7 de “l@s demás” y en grados kármicos. 

A esto se sumó el eclipse parcial de Sol en Escorpio el (23 OCT 2014), donde inicié un proceso legal para poner límites de seguridad y cuidado para mi hijo y para mí -estaba por tener mi retorno de Saturno en Sagitario- trayéndome lecciones de cuidado propio, de responsabilidad hacia mí misma y el inicio de un proceso interno para entender el porqué estaba pasando por todo eso. 

Y fue ahí que empecé a leer sobre autoestima, autoconocimiento y por curiosidad llegué a la página de Mia Astral, cabe resaltar que ya desde chica me encantaba la astrología y el yoga, algo que luego me llevaría a capacitarme como instructora. Paréntesis: mi madre ha estudiado herramientas del mundo esotérico y en ese momento se adentraba en la psicología, lo cuál a mí me serviría como influencia, gracias a mi Luna en Géminis. 

Cada práctica que menciono me ha impulsado a comprender el porqué de las cosas que hacía, que me sucedían o que permitía en la relación conmigo misma y con otras personas. En aquel entonces, aproveché la energía disponible -con la guía astrológica de Mia y de l@s colaboradores/as de miastral.com- para trabajar mi valoración, autoestima, narrativa interna, patrones de conducta y mecanismos. A esto le sumé, clases de astrocoaching en la Sección para Miembros. También sobre alimentación consciente, ya que en mi adolescencia había tenido problemas de anorexia nerviosa producto de un problema familiar y emocional -que asocio con mi Luna en casa 2- y así, el poder ir de a poco integrando en la práctica todo lo que aprendía. 

Es una continua prueba y error en temas de relaciones, más cuando se acerca la temporada de eclipses, ya que son esos eventos astrológicos los que me impulsan a trabajar a profundidad y que me mueven de mi lugar real y emocional. A pesar de los miedos y de la incertidumbre, pude salir de la “incómoda comodidad” para trabajar en mi certeza interna y para actuar tanto en los años 2014 y 2015, como en los años 2021 y 2022. Fue entonces que pude poner fin a un vínculo laboral de 16 años de maltratos, donde practiqué todo lo aprendido. Estos procesos fueron dolorosos y reflejaban dinámicas no sanas en relaciones familiares de mi niñez. 

Ambas temporadas de eclipses han marcado cambios significativos en mi vida en cuestión de relaciones y he podido trabajarlos de la mano de una terapeuta. Es por eso, que anhelo poder continuar con este trabajo -en el que no hay vacaciones- para ver cuáles serán las lecciones que me depararán en el 2023 con mi retorno nodal exacto.

Btw! El título de mi artículo es de la canción It’s me, hi! I’m the problem. It’s me! de Taylor Swift que se refiere a voltear el ojito, mirar hacia adentro y trabajar en un@ mism@. ❤️‍

¿Te identificas con esta historia? Cuéntanos que te deja y cuál fue tu parte favorita, vía redes sociales: @astral_facts 

¡Hagamos junt@s comunidad! Si deseas conocer más sobre Denise, síguela en sus redes sociales: @deniseroales

Productos destacados

¡Explora el Veraneo Astral 2024!

Comienza un período de 11 semanas de manifestación.

Sumérgete en esta experiencia única y encuentra la guía perfecta para tu crecimiento personal.