Uno puede cambiar

Señoritas... ¡Es posible!

Uno puede cambiar.

Con la actitud abierta, las herramientas adecuadas, buenos ejercicios que van cambiando de acuerdo a dónde estás en tu proceso, clases de consciencia para ver las cosas con otra perspectiva y cambiando patrones del 1% como alimentación, actividades, cómo mueves tu cuerpo..., ¡es posible!

No lo digo desde un lugar de experta, lo digo desde un lugar de causa porque lo he vivido.

Aprovechemos este momento en el que Mercurio está pensándolo mejor y podemos despertar del piloto automático, que los eclipses se sienten como si estuviéramos bajando un nuevo software.
Aprovecha el artículo “Clase de consciencia: reprogramándonos”, con un ejercicio que sé que disfrutarás CLICK