Equilibrando la mente emocional y la mente racional. Ejercicios

 

afd1296d2b4409e2882ac358477064b5

 

¿Por qué masticar de ambos lados de la mandíbula ayuda a tu cerebro?

 

"Masticar tiene que ver con control de la consciencia, ya que uno no inhala la comida. Como la mandíbula esta relacionada con la parte del cerebro que tiene que ver con la agresión, es una manera de relajar la tensión, lo que resultaría en la relajación de estados ansiosos (Psychology of eating Marc David) Fíjense cómo cuando estamos tensos, apretamos la mandíbula, y se vuelve algo que se activa en piloto automático y que incrementa en presión acumulada aun cuando el consciente está de recreo (cuando dormimos)".

 

Mi comentario: hace unos meses atrás compartí que me operaron la mandíbula, justamente por estos estados de presión. Al incio, me pusieron una especie de carcaza que cubría mis dientes de arriba y debía usarla todas las noches para dormir. El odontólogo me explicó que los dientes de arriba y los de abajo tienen un perfecto encaje, pero que si hay algo que los separa y no encajan perfectamente, no hay tanta presión. Seguramente por acá hay una odontóloga que pueda constatar no sólo esto, sino también algo que me explicó el odontólogo y no recuerdo muy bien qué tiene que ver con el cerebro, con el instinto de morder algo que no es natural a morder y que se toquen los dientes.

 

Otro comentario es que si se fijan, muchas personas relacionadas con el mundo del fitness recomiendan comer chicle para saciar la ansiedad. Se sabe que masticar nos calma, y que incluso si estás comiendo pero en dieta líquida, te hace falta morder para no sentirte ansiosa. Sé que puede ser una salida para muchas, pero desde este mundo de la consciencia y estar presente, no es positivo ni saludable hacer esto, primero porque los ingredientes que contienen los chicles son nocivos para tu salud. La mayoría de los chicles contienen lanolina, sustancia que viene de las ovejas (not cool, viene de animales) y también contienen endulzantes artificiales como aspartame/sucralosa y otros químicos como BHT, fosfato de calcio (bello Trident!), gun base (resinas) y dióxido de titanio, que se le enlaza con asma y desórdenes autoinmunes (info de Dr Mercola)

 

Si bien masticar sacia la ansiedad y es el punto que quiero probar porque masticar bien nuestra comida nos ayuda a balancearnos internamente (más de muchos otros beneficios que tu cuerpo agradece), no estoy para nada de acuerdo con esa idea de comer chicle para engañar al cuerpo y no comer.

 

Por último, el comentario que más me gusta y viene del libro "Eating for beauty" de David Wolfe:

 

"Un ejercicio para tener simetría en nuestra cara se trata de masticar de ambos lados. En yoga se practica esto de masticar 50 veces en cada lado porque balancea ambos lados del cerebro. Esto tiene que ver con el vagus nerve que está en el punto temporomandibular que influye en 30% de cada hemisferio del cerebro".