Despertar del proceso creativo: reconócete como co-creador de tu vida

Estás vibrando tu deseo que emite ondas en expansión y tiende a unirse sensiblemente con los deseos de otros. Los deseos tiran de ti depende de la fuerza que tú misma le das. Entiendes que todo lo que existe es una extensión de una versión previa que fue una emoción, un pensamiento. Todo, antes de ser real o físico, es una emoción, una vibración. Antes de tomar forma fue un pensamiento. Todos somos conceptos vibracionales en un principio. Por eso todo lo que venga en tu futuro está siendo creado ahora con el poder de tu vibración que es tu deseo.

 

Entonces en vez de pensar en lo que está pasando fuera, observa tu realidad vibracional. ¿Qué estás vibrando? Eso hará tu realidad. Toda realidad viene de tu vibración y vendrían las cosas más rápido si lo permitieras, si entendieras el poder que tienes de crear en vez de apagar la fuerza de tu deseo con malos pensamientos, envidias, resentimientos o dudas. El tiempo de separación entre la concepción de la idea y verla manifestada sólo se atrasa por ti y tu incapacidad de reconocerte creador por miedo a tomar total responsabilidad por lo que deseas. Por eso, lo que sabes que puedes manejar lo manifiestas casi inmediatamente. ¿Se entiende?

 

ALIMENTANDO LA VIBRACIÓN
Con introspección.

Toma también en cuenta el ambiente circundante. Estás a tiempo de hacer cambios aún con Mercurio retrógrado. La última película que viste, el último artículo que leíste, todo puede afectar tu vibración si aún no sabes manejarla.

Entonces, en tu proceso de aprendizaje debes aprender a ejercer restricción tal cual padre para no tomar del ambiente externo lo que debilita tu deseo. Así también se fortalece tu poder de atracción.

Sé que has leído mucho acerca de la ley de atracción, pero pocos saben cómo funciona y cómo pueden practicarla. Este es el poder que crea tu mundo. Tú y tu atención van alimentando ciertas áreas que irán creciendo o decreciendo dependiendo de tu deseo. Esta energía va atrayendo eso que estás vibrando. Si vibras dudas, atraes personas y situaciones que reafirman ese estado de duda. Si vibras baja estima, atraerás personas que te traten a ese nivel que te sientes. Tú has estado construyendo esta cuenta vibraciónal y siempre viene lo que vibras. ¿Entiendes que tu vibración es tu deseo? ¿Que tu palpitar es la oración? (The way you vibrate is the way you pray).

Entonces... ¿Estás colaborando con tu deseo? No. La mayoría de las veces estás amargada porque aún no lo tienes y ¡ESO es lo que estás vibrando! Tienes que ser un match vibracional para lo que quieres ver en tu vida.

¿Te das cuenta que cuando te quejas, reaccionas, o te unes a otros para hablar mal de esta situación or else lo que estás haciendo es incrementando su poder y presencia en tu vida?

¿Y que hay de los otros? Siempre les digo esto a mis clientes: mientras tú estás pendiente de lo que desea Él, Él está pendiente de sus deseos. ¿Quién se encarga de vibrar los tuyos? ¿Quién, quién? Encuéntrate en tu deseo.

 

Acá te hablo más al respecto:

Girl Gone Wise: inspiración, proposición y estructura

La creatividad fluye, el perdón también.