Yogurt Griego: Nuestro cremoso superalimento

Encontrar alimentos que disfrutemos consumir, y que a la vez nos ayuden a mantenernos saludables puede ser parte de un proceso de sana restricción que nace de la voluntad y de ser conscientes, para no llegar a ese punto en el que DEBEMOS comer mejor porque nos sentimos mal. De esto pueden conocer un poco más en la Clase de consciencia: Sana Restricción (http://miastral.com/clase-de-consciencia-sana-restriccion/). Aprovechando que estamos en cuarto menguante depurándonos y deshaciéndonos de hábitos pocos favorables, les traigo un superfood que puede ser parte de ese cambio de rutina y  lo mejor, es que es tan rico que hará de la transición algo disfrutable, les hablo del Yogurt Griego.

 

El Yogurt Griego es un tipo de yogurt que se obtiene a partir del regular después de un proceso de tamizado extenso que elimina el suero de la leche, dejando un producto final mucho más cremoso y nutritivo. La primera ventaja de este proceso es que disminuye la cantidad de azúcar contenida en el yogurt tradicional, reduce también la lactosa y prácticamente duplica la cantidad de proteínas del mismo, haciendo que nos sintamos mucho más satisfechas al comerlo.

 

Entre los principales beneficios del Yogurt Griego encontramos:

 

  • Tiene el doble de proteína que el yogurt común. La proteína adicional te hará sentir plena y satisfecha.
  • El yogurt griego tiene 50 % menos sodio que el yogurt tradicional, por lo que su consumo se recomienda en cualquier régimen alimenticio.
  • Contiene menos carbohidratos, por ende es recomendable para personas que sufren de diabetes.
  • Es especialmente útil para las personas con intolerancia a la lactosa.
  • Es un sustituto saludable de la leche, la crema agria e incluso como un ingrediente para hornear.
  • Aporta más calcio y potasio.
  • Ayuda a mejorar la función digestiva y el sistema inmune.
  • Ayuda a reducir los efectos secundarios de los tratamientos antibióticos.
  • Aporta más vitaminas liposolubles como la A y la D a tu dieta.

 

Extra info: Lee siempre la etiqueta de información nutricional, y asegúrate de que la marca de yogurt que vayas a comprar no contenga ningún valor agregado aparte de la leche y cultivos lácticos, ya que algunas marcas agregan almidones modificados, grenetina crema de leche y otros componentes que modifican su valor nutricional.

 

Encuentra varias ideas para incorporar el yogurt griego en tus comidas haciendo clic aquí.

¿Quieres Más?
Inscríbete en nuestra lista y recibe lo mejor de Mia Astral