Tiempo para ti. Mascarillas relajantes

Find your way into: La mascarilla perfecta.

Aunque no todo el tiempo notemos la diferencia, nuestra piel tiene una capacidad enorme para absorber todo tipo de sustancias y energías a las que estamos expuestas diariamente. Bien sea al salir a la calle o incluso, desde nuestros propios hogares (si vivimos en una ciudad con altos niveles de polución) nuestra piel acumula toxinas que la perjudican y le restan vitalidad, es por ello que es importante darle los cuidados necesarios para mantenerla siempre flawless, después de todo, la piel es nuestra principal carta de presentación ante el mundo. Así que hoy te mostramos tu camino de vuelta hacia la mascarilla ideal, la cual puede tener una función específica para algo que le urge recuperar a tu piel o, simplemente, para que la puedas añadir a tu rutina de belleza sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero en productos de marca.

Exfolia: Mascarilla de miel y almendras

Ingredientes:
1 cda de Miel + 2 almendras + Una cdta de zumo de limón

Aplicación:
Tritura las almendras hasta obtener un polvo muy fino y mézclalo con la miel, luego añádele el zumo de limón y aplica esta mezcla en tu rostro con movimientos circulares. Deja actuar la mascarilla durante 15 min y finalmente, enjuaga con agua tibia.

Beneficios:
Elimina las células muertas y secreciones de la piel, además sentirás tu piel totalmente rejuvenecida.

Hidrata: Mascarilla de Aguacate y Leche

Ingredientes:
1 aguacate entero + Leche

Aplicación:
Tritura el aguacate poco a poco incorporando la leche para que quede una pasta uniforme. Aplica la mezcla sobre tu rostro, déjala actuar por 20 min y enjuaga.

Beneficios:
Permite que nuestro rostro se mantenga hidratado por más tiempo, lo cual es esencial para la desaparición de arrugas y mantener nuestra piel fresca y saludable.

Ilumina: Mascarilla de papaya

Ingredientes:
1 papaya pequeña + 1 Limón + ½ Vaso de agua

Aplicación:
Limpia la papaya removiendo las semillas y la piel, luego tritúrala y agrega el jugo de medio limón diluido en agua, mezcla todo esto para aplicar sobre tu rostro evitando la zona de los ojos. Déjala actuar por 20 min y finalmente, enjuaga con agua tibia.

Beneficios:
Es ideal para pieles grasas y mixtas. Verás cómo tu rostro recupera su vitalidad y sentirás cómo tu piel vuelve a ese estado radiante casi al instante.