Superfood leche de coco: saludable y deliciosa.

Si estás buscando eliminar los lácteos de tu día a día y cargarte de energía tengo el Superfood ideal para ti: leche de coco. Es una bebida cremosa, dulce y tan rica que no vas a poder creer lo saludable que de hecho es. Se genera de la pulpa de los cocos cuando están en su fase de maduración, y se prepara con base en una mezcla con el agua de coco.

 

Los cocos son la fruta de los cocoteros, un tipo de palmeras que crece en: Asia, Sudamérica y el Caribe, pero también pueden cultivarse en otras partes del mundo. A medida que el coco madura, la mayor parte del agua se reemplaza por carne de coco, mientras que los cocos más jóvenes (alrededor de cinco a siete meses) son los mejores productores de agua de coco. El agua de coco es más alta en azúcar, mientras que la leche de coco es más alta en ácidos grasos saturados saludables y calorías, aunque el agua de coco tiene mayores cantidades de electrolitos, la leche de coco conserva cantidades importantes. Una de las principales características de la leche de coco es que contiene ácidos grasos triglicéridos de cadena media: los cuales nuestro cuerpo quema de manera más rápida aportándonos niveles muy altos de energía y vitalidad.

 

También es rica en minerales; importante para la circulación y el control del flujo sanguíneo, la leche de coco también ayuda a reducir la presión arterial y mantener los vasos sanguíneos flexibles y libres de acumulación de grasa. Por ejemplo, el magnesio puede ayudar a combatir el estrés y la tensión muscular al tiempo que ayuda a la circulación y mantiene los músculos relajados, generando una baja en los niveles de colesterol y protegiendo nuestro sistema cardiovascular.

 

Las grasas saludables son excelentes para la construcción de los músculos, quemar grasa y nos ayudan a sentirnos llenas y evitar comer en exceso. Los electrolitos eliminan la fatiga del cansancio acumulado, calambres y dolores musculares. Proporcionan los minerales necesarios para prevenir la deshidratación o la diarrea, especialmente en climas calurosos, después de hacer ejercicios o haber pasado por alguna enfermedad.

 

Puedes utilizar la leche de coco en reemplazo de la leche común, por acá te dejo una receta muy fácil de preparar, rica en fibra y proteína y deliciosa “Superfood recetas: quinoa con almendras y leche de coco”.