Superfood: Fonio, el grano que formó al Universo

Del Fonio, un cereal rico en sabor y propiedades, se han conseguido rastros en las tumbas egipcias, pues se lo ofrendaban a los difuntos para garantizarles alimento por toda la eternidad. Desde hace —aproximadamente— cinco mil años ha sido parte de las mesas proveyendo un sabor explosivo, similar al de los frutos secos, y una concentración proteica de 10%.

Este Superfood comparte propiedades, beneficios y similitudes con el amaranto, el mijo y la quinoa, pero con unos atributos mejores dotados. A medida que los cereales milenarios se han puesto en boga en la gastronomía junto con el boom de la comida saludable para el cuerpo y para el alma, su cultivo saltó las fronteras geográficas del África occidental para instalarse en algunas regiones de Europa y en Estados Unidos como un alimento top de la comida orgánica.

La multiplicidad de usos de este cereal libre de gluten es antiquísima: en el imperio Malí, la tribu de los dogones usaba el Fonio como el protagonista de sus festividades en manjares, guisos, panes y cerveza. Su alto consumo alimentó la mítica inmortalidad de este grupo étnico, y le dio sentido a la leyenda de que el Universo se formó a partir de un grano de Fonio.

Este cereal rico en fibra facilita la digestión, es ideal para celiacos y personas de la tercera edad, sustituye la ingesta de arroz o cous-cous. Comerlo estabiliza los niveles glicémicos y provee vitamina B1 y B2, calcio, fósforo, hierro, magnesio, manganeso y zinc, combatiendo la anemia. Como si fuera poco, subsiste en climas extremos como en Sahel —la zona ecoclimática y biogeográfica entre el desierto del Sahara y la Sabana sudanesa—, es de fácil cultivo y comercialización.

Al consumirlo debes asegurarte de adquirir un grano que sea de cultivo realmente orgánico, aún así lo más recomendable es lavar el Fonio muy bien después de remojarlo, para saber que está listo para consumo y así agregarlo a tus platos favoritos. El agua debe salir completamente limpia.

Beneficios:

  • Rico en aminoácidos azufrados como la metionina, cistina y fenilalanina, que fortalecen y nutren el cabello, la piel y las uñas.
  • Su consumo ayuda a regular las hormonas tiroideas.
  • Es ideal para celiacos. Reemplaza al arroz, cous-cous y al resto de cereales sin aportar gluten a la dieta.
  • Aporta vitamina B1 y B2, calcio, fósforo, hierro, magnesio, manganeso y zinc, combatiendo la anemia; evitando los calambres y ayudando a recuperar la musculatura.
  • Ayuda a combatir la osteoporosis en las mujeres con menopausia.
  • Libre de grasa y rico en fibra, hace fluir el tránsito intestinal y facilita la digestión, en especial para personas de la tercera edad.
  • Es de absorción lenta, lo cual estabiliza los niveles glucémicos en el cuerpo.

 

Hay infinidad de recetas para integrar y darle un toque único a un plato con este grano, pero mi favorita la hallarán en Superfoods recetas: ensalada de mango y Fonio.