Ritual del útero para activar la energía creativa

“Cuando digo ser creativo, no quiero decir que deban ir todos y convertirse en grandes pintores y grandes poetas. Simplemente quiero decir que tu vida sea una pintura, que tu vida sea un poema”. - Osho

 

Dentro de cada mujer existe un “lugar sagrado” que contiene una de las energías de sanación más potentes que puedan existir. Este órgano sagrado es el útero o matriz, considerado fuente de bienestar emocional y de intuición, capaz de conectar a la mujer con su sabiduría innata, pasiones y vitalidad física.

 

Tener una matriz es una de las razones fundamentales que nos hacen mujeres. Evidentemente está claro que el útero es un lugar sumamente poderoso ya que es el espacio en donde la vida se concibe, crece y nace. No obstante, la matriz es mucho más que un espacio donde crecen bebés. Como centro energético (existe independientemente de que la mujer tenga matriz o no) es el lugar donde nace la creatividad, donde la sexualidad es honrada y donde se almacenan los traumas y conflictos no resueltos.

Aprovecho este mes, en el cual se conmemora a las madres, para invitar a todas las mujeres -sean mamás o no- a conectarse con el espacio del útero, al que muchas olvidamos sin darle la importancia ni la atención que merece. Conectar con este espacio sagrado también te conecta con todas las mujeres que han pasado por esta tierra y con las que lo harán.

 

El ritual

Este ritual es para celebrar a la Divina Madre que yace en toda mujer, para mover cualquier energía que esté estancada y para revelar la verdad que viniste a compartir con el mundo. Cada mujer es madre de sus proyectos, ideas y sueños, y esta ceremonia puede ayudarte a identificarlos y a traerlos a vida.

 

Despiértate media hora antes del amanecer y ve a tu lugar favorito en la naturaleza. Si no tienes tiempo de hacer el ritual al aire libre, puedes hacerlo en la comodidad de tu hogar.

 

Cuando empiece a salir el sol, respira lento y profundo y siente cómo con cada inhalación absorbes toda su energía llena de fuego y vida. Agradece la belleza y majestuosidad de la fuerza natural que te rodea. Agradecer eleva la vibración y te pone en el “mood” perfecto para cualquier meditación.

 

Luego, siéntate o acuéstate cómoda y establece la intención del ritual que vas a realizar; algo que quieras crear y dar a luz en tu vida. Tu deseo debe provenir del corazón y su manifestación debe servir no sólo a ti, sino también a tu comunidad.  

 

Coloca tus manos en el espacio del útero en forma de triángulo hacia abajo, juntando los dedos pulgares y los índices. El triángulo invertido simboliza el poder femenino, la esencia creativa del Universo.

 

Empieza con respiraciones de útero, lentas y profundas, en las que con cada inhalación sientas cómo se expande tu vientre y con cada exhalación sientas cómo tu vientre se contrae. Repite esta respiración a lo largo de todo el ritual.

 

Cuando estés relajada y disfrutando el momento, imagina cómo una pequeña llama de color naranja se forma en tu útero. La llama arde suavemente y con cada respiración crece y crece volviéndose cada vez más brillante, llenando poco a poco todo el espacio de tu útero. Mientras la llama y su brillo se expanden, imagina cómo ésta se extiende en forma de soga, viajando dentro de la tierra hasta que llega al núcleo.

 

Imagina esta cuerda energética como si fuera un cordón umbilical, lleno de nutrientes para tu útero. Cada vez que respiras absorbes esa energía infinita de la tierra que te limpia y nutre.

 

Mientras estás presente y mantienes esta conexión de tu útero con el útero de la tierra pregúntate a ti misma:

 

¿Qué trae gozo y placer a mi vida?

¿Cómo puedo expresar mi potencial creativo?

¿Qué quiere nacer de mí?

 

Date unos minutos para ser y permitir que surja la inspiración…  

 

Luego visualiza que toda esa creatividad e ideas que te llegan son implantadas como una semilla dentro de ti y que empiezan a gestarse, así como un niño lo haría en tu vientre.

 

Cierra el ritual repitiendo esta afirmación:

“Es seguro para mí expresarme. Expresar mi creatividad.

Me ofrezco como un recipiente cósmico para lo que quiera nacer a través de mí.

Veo mi vientre como la puerta de entrada a toda la creatividad, la vida y el amor.

Amo y acepto todas las partes de mí, incondicionalmente en este momento”.

 

Es normal llorar o sentir emociones que no sean necesariamente positivas. ¡Está bien! Deja que cualquier sentimiento fluya… Al crear espacio para la energía del útero sagrado permites que ésta se mueva, liberando los bloqueos que puedan estar ahí estancados. De igual forma, practicar este tipo de respiración te hará sentirte más conectada a la tierra y por consiguiente más relajada. Comenzarás a descubrir un lugar dentro de ti cuya verdad y simplicidad te guían como una brújula. Los problemas que antes te abrumaban ahora los empiezas a ver simples, y por consiguiente vives más tranquila, más feliz.

 

Conectarte con tu útero es una práctica que provee visión e información vital de cómo avanzar en cuestión de relaciones, proyectos y en tu recorrido por la vida.

 

Sin  importar cuánto tardes en dar a luz tus sueños, DISFRUTA el proceso.

 

Colaboradora: Fabiola Márquez, directora creativa de WARIMBA.