Reto Minimalista

En temporada de eclipses se limpia lo que ya no se alinea con tu propósito. Para ayudarte en este proceso te proponemos un reto de siete días que te ayudará a reconocer lo realmente necesario y apreciar a toda luz lo ESENCIAL. Para poder armonizar lo intangible, hay que empezar por organizar lo tangible. Eliminar para iluminar, es el principio básico del #RetoMinimalista, para sacarle el mayor provecho ten en cuentas estos tips:

  1. Aclara tus objetivos: al tener bien definido lo que quieres, puedes empezar a eliminar las cosas que no están alineadas con eso.
  2. Sé constante: es fácil distraerse del objetivo final. pero hay que recordar porqué deseamos el cambio. Enfócate en lo que realmente deseas.

¿Listo para iniciar? Aquí te dejamos esta guía de siete días:

Día 1: #RetoMinimalista: Aclara tu mente

Inicia el reto de la mejor manera: con meditación, una herramienta fundamental porque nos ayuda a calmar la mente, a depurarla de pensamientos y a escuchar nuestra voz. Toma un momento para ti, busca un lugar cómodo, deja que los pensamientos pasen y pregúntate:

¿Qué ya caducó en mi vida?

¿Qué necesito limpiar para abrir paso a nuevas experiencias?

¿En qué invierto que no me devuelve valor?

Terminada la meditación toma una hoja y escribe todos los pensamientos e ideas que hayan aflorado en tu mente, vacía todas esas nubes de pensamiento para aclarar el panorama y hacer de tu voz interna la brújula que te guía en este proceso.

Si es primera vez que meditas, no estás habituado con esta práctica o quisieras variar cómo la llevas a cabo, acá tienes una guía: 

Día 2: #RetoMinimalista: lo que me nutre, lo que me eleva

Con la mente clara y enfocada en lo esencial, el cuerpo le sigue. ¿Lo que comes realmente te alimenta? Más que un detox, a veces necesitamos hacer el cambio fundamental de analizar realmente lo que consumimos y lo que nos provee. Hoy toma una hoja y divídela en dos segmentos: en el lado izquierdo anota todo lo que ingieres en el transcurso del día, del lado derecho escribe cómo te hace sentir eso: ¿te brindó energía?, ¿te hizo sentir decaído?, ¿calmó la ansiedad o la generó?, ¿qué nutrientes te aporta? Puedes apoyarte en este artículo para aprender a leer las etiquetas de los productos que consumes: clic aquí. http://miastral.com/6-alimentos-enganosamente-catalogados-como-saludables/

Mira lo que anotaste y analiza conscientemente cuáles son los alimentos que no colaboran a tu bienestar. ¿Por qué puedes sustituirlos o que pasos dar para integrar hábitos alimenticios más saludables que te brinden un mejor estado físico, mental y emocional? Acá te dejamos algunas lecturas recomendadas:

Día 3: #RetoMinimalista: eres un ser humano, no un hacer humano

Llegó el momento de despejar tu espacio de trabajo o proyecto, ese lugar real o digital donde inviertes gran parte de tu tiempo, y que justamente por eso debemos asegurarnos de que esté apto para expandirte y aprovechar tus recursos al máximo. El día de hoy:

  • Organiza tu escritorio: bota lo que ya caducó, las copias repetidas, ese post-it que nunca atendiste.
  • Limpia tu bandeja de correo: elimina lo que ya fue atendido y clasifica lo que es importante para ti.
  • Crea pestañas en tu ordenador con las herramientas de tu trabajo, y desinstala aplicaciones que te dispersan o no usas.
  • Organízate: anota tus asignaciones y resaltar con distintos colores su relevancia. Si prefieres hacerlo de forma digital, te recomendamos la aplicación TeamWork.

Te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Día 4: #RetoMinimalista: detox digital

Tienes la invitación a hacer un detox… de tus redes sociales. Admitámoslo, pasamos mucho tiempo frente a distintas pantallas, y el contenido que consumimos resuena con nosotros. Si ya estamos en distintos niveles de consciencia, es momento de soltar con gratitud. Revisa tus redes sociales o chats, aquellos que más uses, mira las cuentas o publicaciones y pregúntate: ¿Te llama la atención?, ¿te genera curiosidad?, ¿te hace reflexionar?, ¿te pone feliz?, ¿apoya tu filosofía de vida?, ¿respeta tus valores? Sí no es así, entonces no está en consonancia con tu yo de ahora y es momento de dejar de seguirlo.

Conoce más del tema con estos artículos:

Día 5: #RetoMinimalista: ¿gastos o inversión? Allí está tu valor  

Pon el foco en tus finanzas. ¿Conoces lo que son los gastos hormiga? Son esos pequeños gastos que hacemos -muchas veces en piloto automático-, que al sumarse resultan en un gran gasto. Por ejemplo: cada vez que sales de trabajar, siempre vas a comprarte un café. Eso es un gasto hormiga, cuando sacas la cuenta a final de mes te das cuenta que te hubiese resultado más prepararlo en casa o simplemente reducir la frecuencia.

Para eliminar estos gastos se debe consumir inteligentemente. Por eso el reto de hoy te invita a crear un presupuesto con tres listas:

  • Lo necesario: el monto dedicado a lo imprescindible como tu comida, alquiler, servicios básicos, la cuota de algún préstamo.
  • Lo ahorrado: determina un porcentaje de tus ingresos que vas a destinar exclusivamente para ahorrar o para invertir en algún otro proyecto.
  • El disfrute: destina un porcentaje de tus ingresos para “darte un gusto”, como por ejemplo: salidas al cine, ir a comer fuera de casa, etcétera.

No se trata de controlar, sino de salir del piloto automático y organizar conscientemente lo que haces con tu dinero, después de todo: lo que valoras dice mucho de cómo te valoras. Conoce más del tema con estos artículos: Girls Gone Wise: tu relación con el dinero: Parte 1 y Parte 2

Día 6: #RetoMinimalista: honra tu espacio sagrado.

El hogar es donde nos recargamos y somos a nuestras anchas. Un lugar lleno de objetos acumulados que en la mayoría ni se usan, solo refleja una cosa: también estás así internamente. Vamos a despejar espacio y mente hoy:

  • Toma el día para despejar tus espacios, puedes hacerlo en toda tu casa o comenzar con una habitación.
  • Evalúa: cada objeto debe tener un propósito. Si no es funcional, no se puede reparar u honestamente no le das uso…, llegó el tiempo de despedirse.
  • Mantén lo que te hace feliz y va en consonancia con tu yo actual, lo que te traiga un mal recuerdo o alguna connotación negativa: suéltalo.
  • La basura de unos es el tesoro de otros: toma una caja y deposita allí todo aquello que se pueda donar o pueda ser de utilidad para otras personas.
  • Ordena las cosas que elijas dejar según su utilidad: ¿qué usas con más frecuencia? ¿Qué necesitas tener a mano en tu día a día? La organización debe servir para optimizar tu rutina.
  • Suelta: revisa las cosas que has decidido dejar ir, agradece la función que cumplieron y déjalas ir.

Al desprenderte de lo que ya no necesitas, iluminas lo esencial. Para profundizar al respecto, te recomendamos este artículo: Girls Gone Wise: Entrevista a @soykurishi, hablemos de organización y valor.

 

Día 7: #RetoMinimalista: Actualiza tu deseo

Llegamos al final del camino. En este punto, has podido reflexionar y profundizar en lo que ya no necesitas en distintas áreas de tu vida, y ahora ponemos la lupa en lo más importante: tus hábitos, esas acciones que te construyen en el día a día. Con este ejercicio de auto-observación, lograrás actualizar tu deseo:

  • Toma una hoja y divídela en siete renglones, cada uno correspondiendo a un día de la semana.
  • Debajo de cada día toma nota de todas las actividades que realizas, desde lo relacionado a tu trabajo, compromisos, y proyectos, hasta tus hobbies y actividades de cuidado personal.
  • Ahora analiza: ¿cómo te sientes con cada actividad?, ¿suman a tu propósito?, ¿te drenan?, ¿qué puedes eliminar de esta lista y qué puedes delegar?
  • Crea ahora un calendario de la semana con las actividades que se ajusten a tus respuestas y llévalo a la práctica.

Comparte tu experiencia en fotos y videos con la etiqueta #RetoMinimalista en Instagram y conecta con el mood de la #TemporadaDeEclipses, abriendo la puerta para que salga de tu vida lo que ya cumplió su propósito y entre lo que te acerca a tu evolución.