Moondance 16 de mayo

La Luna ha ingresado en Géminis y sigue en calidad de nueva hasta el lunes que viene que tengamos el cuarto lunar creciente.

 

La Luna en Géminis es un tránsito de dos días al mes en los que canalizamos nuestras emociones analizándolas, hablando de ellas.

 

Por un lado esto es muy bueno porque una de las maneras en las que cuidamos de nosotros, de darnos amor propio es a través de la conexión con otros. Somos seres sociales y está comprobado que quienes hablan de sus emociones tienen mejor calidad de vida y salud que quienes no lo hacen. Por otro lado, analizar en un chat de WhatsApp lo que Juan dijo o no dijo, solo te aleja de escucharte a ti misma.

 

Por eso, y aprovechando tanto cambio en el cielo, haz algo completamente diferente: elige bien con quién hablar del tema que tienes en la mente y la garganta, elige a alguien que de verdad puede guiarte, una persona empática y hazlo cara a cara. Sí, eso todavía existe y es mil veces mejor que hacerlo vía virtual, porque al tener contacto con el otro te sentirás no solo atendido sino que se te ha dado un espacio. Eso te conecta con la sensación de pertenencia y te lleva a liberar buenas hormonas que te reconfortan.

 

También: que bueno tener la Luna en Géminis que es signo mutable en un cielo con energía tan fija (mucha acción en signos fijos), porque para cambiar necesitamos ser flexibles. Recuerden que no es el más fuerte o más inteligente el que sobrevive, sino el que más rápido se adapta.

Foto de @betul_turksoy