Guía de meditación para principiantes

Yoga significa unión, los asanas representan sólo una parte de esta, ya que es un universo complejo y muy rico de conocimiento, filosofía, y prácticas espirituales más allá de las posturas corporales, donde el fin último es trascender las capas de la mente y el ego para lograr la conexión con la luz en nuestro interior y con el todo, es decir, la unión.

La meditación es ese encuentro con lo divino, si lo has experimentado sabes de lo que estoy hablando, una sensación de paz, de enamoramiento sutil, de certeza y conexión con el amor, para llegar a este estado conocido en sánscrito como Samadhi. Hay diferentes maneras y puedes probar hasta dar con aquella que te lleva a este lugar, acá te dejo una serie de tips:

Reserva el tiempo y el espacio

Como todo hábito en pro de nuestro bienestar debemos buscarle su espacio dentro de nuestra rutina para hacerlo, es la constancia lo que te llevará a ver resultados. Uno de los mejores momentos para meditar es en la mañana antes de iniciar el día, conviértelo en tu ritual, ten un lugar especial en tu casa o al aire libre donde dediques 20 minutos de tiempo a sentarte cómoda para meditar. Puedes hacerlo a tu medida, con velas, tus cristales favoritos o un incienso.

Ejercicios de respiración

Así como nuestro ritmo respiratorio cambia cuando experimentamos ciertas emociones como alivio, calma, miedo, excitación, sucede a la inversa cuando regulamos nuestra respiración para llegar a un estado de calma y entrar en meditación. Sentada con la espalda derecha puedes hacer una serie de ciclos respiratorios de 20 respiraciones profundas, repitiendo cinco veces.

Mantras

Los mantras generan vibraciones, al recitarlos varias veces en tu cabeza o en voz alta puedes entrar en meditación. Uno de los mantras más conocidos y poderosos es el OM que significa la unión de lo físico con lo espiritual.

Hacer algo que amas

Para meditar no es necesario sentarse con los ojos cerrados, puedes hacer algo que realmente disfrutes y te haga perder la noción del tiempo y salir del bombardeo de pensamientos. Enfócate en esa actividad y pon toda tu energía, puede ser cocinar, escribir, hacer alguna actividad física, escuchar música o tocar algún instrumento, pintar o un sinfín de actividades que te conecten con tu ser.
Colaboradora: Sabrina Martinez.