Girls Gone Wise: 4 reglas que seguir para mantener buen crédito

El crédito es una de las herramientas más importantes para ayudarte cumplir tus metas financieras. El crédito es lo que evalúa tu carácter como persona que maneja sus deudas para instituciones financieras. No establecer crédito, o no mantenerlo bien puede crear muchas desventajas que te pueden costar más dinero a largo plazo. Luego de vivir en Estados Unidos el mayor tiempo de mi vida, y trabajar para un banco prestando créditos por muchos años, he aprendido suficiente sobre cómo utilizar el crédito para hacer crecer mis oportunidades y mejorar mi situación financiera.

Las siguientes cuatro reglas son una recomendación para que puedas calificar como alguien con buen crédito, y así ser tomado en cuenta para la mayoría de préstamos. Seguir estas cuatro reglas te mantendrá en lo que llaman el "FICO Score" alto, y te dará acceso a financiamiento con tasas de interés muy bajas.

Antes de compartir estas reglas, es importante tomar en cuenta qué recursos puedes utilizar para aprender más sobre tu crédito. www.annualcreditreport.com es una página web donde tienes derecho a pedir tu reporte de crédito gratis de las tres agencias principales de informes de crédito (Equifax, Experian, y Transunion). Chequear tu situación frecuentemente es importante para asegurar que toda la información esté correcta, corregir cualquier dato errado y para proteger tu identidad.

Esto es lo que llamo cuatro reglas de tres:

Regla #1: mantener historia positiva y con tiempo - Tener crédito por tres años o más para muchas instituciones financieras te hará ser considerado alguien con experiencia. Hay ciertos préstamos donde no tener una historia favorable puede afectar la decisión, porque a los prestamistas les gusta ver que has tenido experiencia pagando créditos a tiempo. Cuando un prestamista se va a comprometer a darte dinero, ve tu historia para poder tener la confianza de saber que pagas tus cuentas a tiempo y las pagas en full. La historia normalmente contribuye al 35% de tu FICO Score. Tener un pago tarde puede afectar tu crédito en una manera muy negativa y disminuir los chances de que te aprueben.
Regla #2: tener buena mezcla de crédito - Normalmente cuando solicitas un crédito los dos tipos de créditos más comunes que existen son: un préstamo fijo o crédito giratorio. Un préstamo fijo es conocido como un préstamo de un carro, para una casa o préstamos personales donde tienes fijado un comienzo y un fin. Estos préstamos también tienen tasa de interés fija y un pago mensual fijo. Tener tres o más préstamos fijos en tu historia de crédito con tiempo ayuda a los bancos y prestamistas a saber que has pedido créditos más de una vez y cumpliste con la obligación. El segundo tipo de crédito es más conocido como tarjetas de crédito o líneas de crédito personales. Estos no tienen tasa de interés fija o pago mensual fijo, porque sólo pagas cuando lo usas. Las tarjetas de crédito están diseñadas para compras que se puedan repagar en un corto plazo (menos de un año). También recomiendo que tengas al menos tres tarjetas de crédito diferentes, para demostrar que tienes acceso de crédito y sabes manejarlo responsablemente.

Advertencia: no recomiendo que tengas muchas tarjetas de crédito (por ejemplo, más de 10), porque eso también puede afectar tus chances para calificar para más créditos. Tener mucho acceso a crédito puede preocupar a los prestamistas, porque les da la impresión de que tienes tendencia a endeudarte si usas todos los créditos al mismo tiempo.
Regla #3: mantener saldos de crédito giratorio en menos del 30% - Como mencioné antes, las tarjetas de crédito en verdad están diseñadas para uso de dinero que se pueda pagar a los 30-60 días máximo. Mantener saldos de un mes al otro más arriba del 30% del límite de la tarjeta puede afectar tu crédito de manera muy negativa. Por ejemplo, si tienes una tarjeta de crédito con un límite de $1000, puedes usar el límite completo sin problema todos los meses si quieres. Lo más importante es que pagues la tarjeta a por lo menos un saldo de $300 o menos para que no se reporte en tu crédito un saldo alto de mes a mes. Crea el buen hábito de sólo usar la tarjetas de crédito para cosas que puedas repagar en uno o dos meses. Mucha gente desafortunadamente se mete en problemas con deudas de tarjetas de crédito por el hecho de no tener disciplina suficiente. La razón porque esta regla diría yo que es la más importante, es porque en mi experiencia en bancos ven esto como que estás dependiendo mucho del crédito para poder pagar por tu estilo de vida. Tener un presupuesto mensual te ayudará tener disciplina.

Regla #4: trata de pedir crédito sólo cuando en verdad lo necesites - Cada vez que aplicas para un crédito eso se mantiene en tu reporte por 24 meses. Pedir crédito es definido como un "Financial Inquiry". Cada vez que pides préstamos puedes afectar tu FICO Score y los chances de que te aprueben. Prestamistas y bancos que vean a alguien que ha aplicado por crédito muchas veces tendrán la impresión de que estás desesperado por crédito, o tienes inestabilidad financiera. Recomiendo que no pidas créditos más de tres veces por año. A veces hay excepciones para esta regla; si por ejemplo te mudaste a una ciudad nueva y aplicas para una hipoteca, un carro, y par de veces para adquirir muebles, esto sí se justifica porque son cosas que te ayudan a establecerte para lo que se define como un "life event".

Siguiendo estas cuatro reglas tendrás acceso a más crédito y acelerarás tus chances para cumplir todas tus metas financieras. Si utilizas el crédito responsablemente, tendrás muchas buenas oportunidades de crecer tu riqueza y minimizar tu costo de financiamiento.

Colaborador: Carlos García.