¿Cómo diseñar tus intenciones para el Año Nuevo?

“¡Año nuevo, vida nueva!”. Estamos a punto de iniciar un nuevo ciclo de 12 meses y eso nos lleva a reflexionar no solo sobre lo hecho, sino sobre aquello que deseamos hacer en el futuro cercano. Tener una visión es solo el primer paso; si queremos verla manifestada en la realidad, debemos asegurarnos de convertir esas grandes ideas en intenciones que nos guíen a tomar acciones a corto plazo.

Sabemos que está bueno soñar (y en grande), pero los sueños no se cumplen, se trabajan, así que teniendo esa idea en mente, acá encuentras una guía para diseñar las intenciones para el nuevo año y cómo enfocarte en alcanzarlas:

  • Indaga en tus deseos: el arte de desear se basa en decidir qué quieres manifestar, el truco está en identificarlo para decretarlo, así que te invito a inspirarte y soñar para identificar eso que quieres, pero también a cuestionar lo que deseas y actualizarte. Si necesitas una mano con esto, haz clic acá.
  • Revisa cómo estás elevando tu intención: no es lo mismo decir “Quiero un novio”, a decir “Tengo mucho amor para dar y me gustaría compartirlo con alguien especial”. Es importante aprender a desear desde la abundancia en vez de la carencia, y también reconocer que las intenciones son metas por las cuales tomarás acciones que dependen de ti para cumplirse.
  • Apunta a la expansión de tu ser: la vida es demasiado corta para hacer siempre lo mismo. Revisa a fondo tu deseo: ¿te mantiene en el lugar de siempre o te reta a algo diferente? Lo idóneo es que tus metas tengan siempre la intención de abrirte, sacarte de la zona cómoda y llevarte a potenciar tu experiencia al recorrer la milla extra.
  • Crea un plan: una vez que tengas claro lo que te gustaría lograr, vivir y experimentar en el 2020, elabora un plan de acción que te lleve a la manifestación de cada uno de esos deseos. Acá encuentras una guía práctica para ayudarte en este proceso, apps que puedes descargar para organizar mejor tus actividades y la agenda 2020 de Mia Astral para que tomes notas a diario de las acciones que te enfocan en tu proceso de manifestación.
  • Mantente inspirado: recuerda siempre que los sueños no se cumplen, se trabajan. Para mantenerte enfocado durante todo el año, puedes crear un tablero de sueños o vision board que te ayude a recordar por qué es tan importante cumplir esa meta para ti. ¿Cómo lo puedes hacer? Toma un corcho y llénalo con fotos y frases relacionadas a tu meta que te motiven. Ponlo en un lugar visible de tu casa u oficina.
  • Cumple lo que te prometes: una vez que tengas definido lo que quieres manifestar, es momento de poner manos a la obra. Puedes crear una lista en la que te fijes plazos, por ejemplo mensuales, para cumplir cada una de las metas que te propusiste a principio de año y hacer “check” cada vez que cumplas alguna; ver eso será satisfactorio, aumentará tu sensación de merecimiento (¡porque estás trabajando por ello!) y te mantendrá comprometido con tu proceso. ¿Necesitas más ayuda para mantener tus intenciones? Acá encuentras una guía para profundizar al respecto.

Entonces, piénsalo: ¿”año nuevo, vida nueva”? Todo depende de tu enfoque y las ganas de expandir tu realidad. Así que, ¡manos a la obra, que el 2020 es para manifestar tus grandes ideas!

Comienza el año preparado con Lecciones Claves del 2020 ¡Tómalas AQUÍ!