Certeza absoluta

Muchas veces buscamos respuestas afuera y estas no nos llenarán por siempre. La única respuesta que puede hacernos sentir plenos, es la que vine de adentro.

Sé que pasas por acá y por muchas páginas buscando guía, pero no hay palabras ni predicciones que puedan manifestar milagros si no resuenan con tu propósito. ¿Y cuál es tu propósito? Tu proceso. El camino revela la meta. Entonces podríamos decir que haciendo el trabajo espiritual o emocional (como te sea más amigable verlo) es como encontraremos nuestro propósito y una vez que tenemos esa claridad, conectamos con la certeza.

Los retos, todo lo que se revuelve y nos revuelve (internamente) nos hace despertar y cambiar. Al final, aunque ahora no se vea, es una bendición.

Para empezar, la certeza más importante que debemos tener es que todo lo que se presenta es una herramienta para nuestra evolución. El resto del camino lo transitas tú y cuando hay certeza absoluta, vamos con la luz de la mano. Confía.